"LA COPIAPÓ"
"LA COPIAPÓ"

LOCOMOTORA: “LA COPIAPÓ”

El Primer Ferrocarril de Chile y de Sud- América

En julio de 1851, se inauguró el primer tramo de la vía férrea de 41 kilómetros de longitud, entre la ciudad de Caldera hasta Monte Amargo. La Copiapó fue la primera locomotora en recorrer las vías nacionales. Este fue un gran momento para William Wheelwright, el infatigable ingeniero norteamericano, precursor de la Compañía del Camino Ferro-Carril de Copiapó, empresa constructora de la primera vía férrea nacional y la tercera de Sudamérica. Sin embargo, es necesario constatar que la idea original de la construcción de un ferrocarril chileno, fue de un relojero de Valparaíso, Juan Mouat, quien incluso realizó algunos estudios destinados a materializar su sueño.

El descubrimiento del mineral de plata de Chañarcillo en 1832, concentró en la zona un gran movimiento de materiales, víveres y pasajeros. El objetivo del primer ferrocarril en Chile fue atender las necesidades de una región principalmente minera. Para materializar el proyecto, Wheelwright, quien era accionista de la Compañía Anglo-Chilena de Minas en Copiapó, contó con el apoyo de grandes capitalistas chilenos de la época, como Agustín Edwards Ossandon, Diego Carballo y Candelaria Goyenechea de Gallo.

Los primeros trabajos de construcción se iniciaron en el puerto de Caldera en 1850. Al nuevo puerto llegaron ingenieros y técnicos provenientes de Estados Unidos y Europa. Los rieles para la vía férrea, importados desde Inglaterra, fueron instalados sobre durmientes de roble. Meses después llegaría la Copiapó, la locomotora más antigua que se conserva hoy en Sudamérica. El ferrocarril contó con 81 kilómetros entre la estación de Caldera y Copiapó.

En los años siguientes, la vía férrea se extendió por el valle de Copiapó con un tendido total de 151 kilómetros. Se completó con un ramal de 42 kilómetros hasta Chañarcillo y, otro, de 50 kilómetros a través la quebrada de Paipote llegando a su fin en Puquios.

El ferrocarril trajo aparejados grandes adelantos para la región; no sólo permitió la creación del puerto de Caldera, sino que también promovió el progreso en la ciudad de Copiapó, impulsado por el ingenio de Wheelwright. Una de las principales obras fue la construcción de grandes máquinas para destilar el agua –que en el norte está cargada de cal- con el objeto de no dañar las calderas de la locomotora y de dar agua potable a la población. Otra iniciativa revolucionaria del ingeniero norteamericano, fue la instalación de alumbrado a gas.

Con el tiempo, los inversionistas chilenos de la Compañía de Ferrocarriles de Copiapó, fueron reemplazados por capitales extranjeros, obedeciendo a la tendencia creciente del aumento de inversiones europeas en Sudamérica. En la primera década del siglo XX, el primer ferrocarril fue adquirido por el Estado, incorporándose a la red longitudinal norte.

Este primer ferrocarril asentó, de algún modo, el proceso modernizador que estaba viviendo el país y su construcción marcó un hito a nivel nacional y continental. Ante este éxito, el Estado chileno dio su visto bueno para la construcción del ferrocarril entre Valparaíso y Santiago.

"La Copiapó" fue la primera locomotora o "Locomotiva",
como se llamaba en aquella época, en recorrer la primera vía férrea de Chile. La Locomotora, modelo 4-4-0, había sido construída en 1850 por Norries Brothers de Filadelfia, (E.E.U.U), la misma empresa a la cual se le asignó la construcción del ferrocarril de Caldera a Copiapó.El primer maquinista de la Copiapó fue el irlandés John O'Donovan, popularmente conocido como: "El cara e fuego", debido al color que daba el fuego de la caldera a sus rojizas patillas.
La vida útil a esta mítica Locomotora fue bastante corta, extendiéndose de 1851 hasta 1858, fecha en la cual fue traída a Santiago para formar parte de la Exhibición Internacional de la Quinta Normal.La causa de su retiro estuvo relacionada con problemas técnicos, ocasionados por la falta de leña, su combustible original; ésto motivó a sus dueños a reemplazarla por carbón mineral, material que, junto a la alta salinidad del agua, terminó por dañar las calderas de la Locomotora.
Posteriormente "La Copiapó" fue llevada al Museo Nacional. Ahí permaneció hasta 1895 y pococ a poco fue cayendo en un irremediable olvido, hasta que en 1952, por medio del Decreto Supremo 45-43, fue declarada MONUMENTO NACIONAL.
Hoy la Locomotora se encuentra en exposición permanente, en uno de los patios de la Universidad de Atacama de la ciudad de Copiapó.

(copyright 2004 Memoria Chilena R)

 

 

Oxidio que carcome día a día la Historia
Oxidio que carcome día a día la Historia

SITUACIÓN ACTUAL DE ESTE MONUMENTO NACIONAL:

La descripción anterior, del portal Memoria Chilena, nos relata su origen, su historia, su morada actual. Muy bonito relato, sin duda. Sin embargo, no refleja la realidad actual de nuestra Locomotora. Como amantes del patrimonio cultural queremos mostrar nuestro absoluto descontento de las condiciones en que se encuentra este Monumento Nacional. Es inaceptable que como comunidad hayamos participado de su deterioro o peor aún, hayamos hecho ojo ciego a su descuido. Hacemos mea culpa pero también queremos que se asuman responsabilidades y en unión hagamos algo concreto. Se necesita medidas inmediatas para tratar de frenar el paso del tiempo y el daño ambiental que ha dejado a nuestra "La Copiapó", en el estado que ahora presenta. Necesitamos hacer fuerzas todas, estudiantes, directivos, docentes, administrativos, empresas, comunidad Copiapina en general, para dejar de hacernos los lesos frente a la responsabilidad que nos cabe a cada uno para con nuestros monumentos y patrimonios culturales. Un pueblo no avanza sino es en base a su historia.

Como grupo de amigos de la LOCOMOTORA LA COPIAPO,

estamos empeñados en agrupar conciencias y esfuerzos en este tema. Hemos creado un grupo de Facebook:

 "AMIGOS DE LA COPIAPÓ. LA LOCOMOTORA”

Gestionamos, además la realización de una premaqueta con el diseño tentativo para la Construcción del tan anhelado "Museo Tren", al cual aspiramos. El diseños está buenísimo, ahora necesitamos el compromiso de todos para que este sueño se haga realidad, el de empresas, Gobierno, Universidad, comunidad en general.

 

 

Como grupo creador nos hemos planteado objetivos:

Nuestra meta y propuesta:


1.-Gestionar una restauración inmediata a su daño
2.-Protegerla del tiempo y el clima
3.-Protegerla de los visitantes que por una fotografía, dañar su estructura añosa .
4.-Buscar el diseño apropiado de una protección que permita ser admirada por todos, pero sin alterarla. Queremos que se construya un "Museo tren", a un costado de ella, con ella incluída. Bueno ese diseño ya está listo como comentamos anteriormente.